Grupo Roan - 3 ejercicios para ganar velocidad

3 ejercicios para ganar velocidad

Trabajar en el desarrollo de la resistencia y el fortalecimiento pulmonar y de las piernas es fundamental


El error está en creer que se puede correr rápido desde el comienzo

Un error muy común está en creer que se puede correr rápido desde el comienzo
Si estás interesado en mejorar tu velocidad, esta nota es para vos. Podés simplemente añadir más tiempo a tu entrenamiento para fortalecer tu resistencia o aumentar la distancia recorrida. Pero otra muy buena estrategia es incluir algunos ejercicios en tu rutina que pueden ayudar a desarrollar la fuerza y velocidad, y que te hará tener las piernas y los pulmones más fuertes.
A continuación, tres ejercicios básicos para los amateur que quieren ganar velocidad. Algunos de ellos son los más adecuados para realizarlos en la pista, ya que es plana y tiene la medición de distancia.
Probá uno de los ejercicios cada semana. Cuando estés listo, aumentá el tiempo o la distancia de cada uno en un 10%. Otros consejos importantes para ganar velocidad es mantener hábitos saludables, responder a las preguntas que surgen durante el entrenamiento y dedicarte a actividades complementarias como el ciclismo, correr o nadar.

1. Recta y curva

  • Caminá durante 5 minutos para calentar.
  • Luego, en la pista, corré en las rectas y caminá en las curvas. Repetí esto en al menos cuatro vueltas. Durante la parte corriendo, marchá a un ritmo algo superior a lo que llevás en una carrera. Como la idea es ganar velocidad, cuando empezás a evolucionar podés aumentar el ritmo. Este ejercicio te ayudará a acostumbrar cuerpo y mente para correr más rápido durante períodos cortos de tiempo.
  • Si vas a entrenar en la calle, utilizá diferentes puntos de referencia para marcar tus intervalos de caminar y correr. Podés hacerlo de un árbol a otro, de una esquina a un semáforo, etc.

2. Tipo de cambio

En esta rutína tendrás que alternar entre fácil, medio y rápido. El ritmo suave es donde podés ir conversando con un amigo que corre a tu lado.
  • Calentá primero 5 minutos a trotando bien suave.
  • Luego corré con un ritmo cómodo durante 3 minutos.
  • A continuación, cambiá a un ritmo medio (sería el similar al que llevas durante una media maratón) y mantenelo durante 1 minuto.
  • Luego cambiá a rápido (ritmo de sprint final) durante 30 segundos.
Repetí el ciclo de dos a tres veces. Al final, trotá durante 5 minutos para enfriar.
De esta manera, elevarás tu ritmo cardíaco y quemarás calorías.

3. Carrera intensa

Este trabajo debe ser hecho en una pista, ya que es importante que se respeten los tiempos. También podés hacerlo en un parque o ruta, en donde deberás medir un tramo de 400 metros. En tal caso además tendrás que asegurarte que no haya tráfico ni gente al medio que pueda interrumpir tu sesión, pues la echará a perder. Recordá que estos son los llamados “trabajos de calidad”, y deben ser realizados como tal.
  • Trotá para calentar, dando tres vueltas alrededor de la pista bien suave, o 5 minutos si lo haces en un parque o ruta.
  • Comenzá a correr a ritmo medio, y mantené una velocidad pareja durante toda la vuelta de 400 metros.
  • La siguiente vuelta, debe ser entre 2 y 5 segundos más rápida que el anterior.
  • Da en total 3 a 4 vueltas (1200 a 1600 metros).
  • Hacé una vuelta a la calma tratando otros 5 minutos suaves.
Con esta rutina, ganás fuerza y ​​enseñá a tu cuerpo a mantener un esfuerzo consistente y constante. Los amateur muchas veces tienden a empezar a correr muy fuerte, y a no aguantar luego ese ritmo. Acá, aprenderás a iniciar tu primer ciclo más lento y entrar en un ritmo que podés mantener.
Poné en práctica estas rutinas una o dos veces por semana, intercalándolas con los días en los que haces trabajos de fondo, y con el correr del tiempo notarás los resultados.

Nota obtenida de atletas.info

Comentarios